Cómo preparar mate y aprovechar todas sus propiedades

La yerba mate, materia prima con la que se toma la bebida «mate», contiene cafeína en cantidades elevadas, al igual que antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas

El mate es una de las infusiones más populares en Latinoamérica. Esta yerba nace en las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay; por esta razón, en la actualidad se ha convertido en una de las bebidas más tradicionales en países como Argentina y Paraguay.

Al igual que el té, el mate contiene cafeína. Y gracias a su efecto estimulante, los amantes de esta bebida lo suelen tomar a lo largo del día. Sin embargo, un gran porcentaje de aquellos que lo prueban se sorprenden por su fuerte sabor amargo. Por ello, hay quienes prefieren añadir azúcar o miel para endulzar su sabor.

Esta yerba contiene propiedades muy beneficiosas para la salud, favorece la dilatación de los bronquios, es diurética, digestiva y consigue acelerar el metabolismo para facilitar la quema de grasa. También contiene vitaminas A, B, C y E y estimula y refuerza la salud de los dientes. En definitiva, esta hierba contiene una gran variedad de minerales y propiedades que te ayudarán a cuidar el cuerpo y la mente.

Comúnmente, el mate se bebe en una pequeña «taza» (conocida como «mate», de distntas formas, tamaños y materiales) con un sorbete conocido como bombilla, capaz de filtrar el agua sin que pasen las hierbas. Tal y como pasa con muchas bebidas y platos de comida, el secreto de un buen mate está en su elaboración. Lo recomendable es llenar tres cuartas parte del recipiente con la yerba, echarla a un lado para que quede un hueco en el que podamos colocar la bombilla, e ir echando agua muy caliente (sin que llegue a hervir). Esta bebida se va rellenando constantemente, por lo que el termo es esencial.

Fuente: elespanol.com

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*