Yerba mate: ¿sustituirá al café?

La yerba mate cuenta con diversos estudios que dejan claros los múltiples beneficios a la salud de su consumo.

A diferencia de la bebida estimulante más popular: el café, la yerba mate no produce los típicos efectos secundarios del consumo de cafeína

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la yerba mate cuenta con numerosos beneficios para la salud gracias a su contenido nutricional y la mateína. La yerba también funciona como laxante natural.

Nutrientes. Contiene vitaminas A, B, E y C, taninos, también minerales como calcio, hierro , potasio, sodio y manganeso.

Estimulante. Uno de los grandes atributos de esta yerba, de acuerdo con datos de la UNAM, es que es una bebida estimulante que ayuda a combatir la fatiga física y mental, además que reduce el riesgo de desarrollar depresión y es efectiva en su tratamiento.

Laxante natural. La yerba también funciona como laxante natural, provoca el movimiento intestinal y la eliminación de orina.

Taninos. Tienen acción astringente y mejora la cicatrización. También fortalece el sistema inmunológico.

Antioxidantes. La cantidad de antioxidantes que otorga esta yerba puede prevenir el envejecimiento prematuro además de prevenir enfermedades.

¿Cómo consumirla? Se sugiere tomarla como infusión de forma regular.

Presión arterial. Es un vasodilatador natural que regula la presión arterias y reduce la ansiedad.

De acuerdo con publicaciones en Phytotherapy Research el consumo de yerba mate previene diabetes, Alzheimer, enfermedad de Parkinson, síndrome metabólico y estrés oxidativo.

¿Cómo preparar la infusión de yerba mate? Para obtener todos los beneficios que la yerba aporta se sugiere preparar la infusión con 50 gramos de yerba y con agua a 70 grados.

Otros beneficios de esta bebida, conforme datos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) es que no tiene repercusiones sobre la salud ósea, por el contrario contiene polifenolesque benefician los huesos.

Es una opción ideal para aquellos que realizan rutinas intensas de ejercicio o actividad física de moderada a intensa ya que evita la acumulación de ácido láctico muscular que suele manifestarse con el típico dolor luego de realizar ejercicio.

Fuente: sumedico.com

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*