Yerba mate con naranja, mandarina y jengibre. Un blend para tomar frío o caliente

Rocío Cáceres es Tea sommelier y tea blender, y en una nota especial para Frontera Jesuita (NeaRural) contó cómo prepararlo para tomarlo frío o caliente. Compartimos la nota:

“El arte del blendig es una actividad fascinante y muy creativa donde pueden surgir nuevos productos. A partir de la mezclas de distintos ingredientes, en su justa medida, se pueden crear cosas nuevas, e  interesantes a la hora de innovar con aromas y sabores, tal como ocurre en el mundo de los vinos, la gastronomía y los perfumes.

Mi actividad es la de tea blender: diseño y elaboro blends de té con distintos ingredientes, pero también puedo hacerlo con yerba mate.

Esta vez preparé un mezcla con base de yerba mate, a la cual le agregué cascaras de mandarina y naranjas, además de un mínimo porcentaje de jengibre, (para que no opaque los sabores típicos de estos cítricos, pero lo suficiente para que se sienta su incomparable sabor).

Este blend de yerba mate se lo puede tomar como un clásico tereré. Pero, también, se lo puede preparar como una infusión caliente y luego beberla bien helada. Para ello ponemos dos o tres cucharadas de esta mezcla dentro de un recipiente e infusionamos con agua caliente a una temperatura ideal de 80 grados centígrados. Luego de reposar por tres minutos, volcamos la bebida en una jarra con hielo, para luego llevarlo a la mesa.”

Fuente: Rocío Cáceres en NeaRural

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*