Un estudio científico demostró que tomar mate nos hace más felices

La infusión es habitual en cada reunión social. Pese a que por la pandemia se tomaron recaudos, la yerba mate sigue generando felicidad.

El mate es una de las costumbres más arraigadas en la sociedad argentina que incluso trasciende las clases sociales y, si bien se tomaron más recaudos, ni siquiera la pandemia del coronavirus logró modificar el hábito de que el mate sea el centro de cada reunión social. Ahora, un estudio científico demostró por qué a los argentinos nos gusta tanto el mate y es que, simplemente, nos hace más felices.

Según un estudio realizado por el Departamento de Neuropsicología del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), se comprobó que los argentinos asocian el hábito de ingerir la bebida compuesta de yerba y agua caliente a una experiencia placentera.

“El motivo de esto yace en que tomar mate a la mañanaaumenta la liberación de un neurotransmisor llamado dopamina, que estimula los centros de recompensa cerebrales generando una sensación de placer y sentimientos positivos”, explicó la doctora Teresa Torralva, directora del Departamento de Neuropsicología de INECO.

En esa línea, agregó: “El mate está asociado con el aumento de la serotonina en el cerebro, lo que se traduce en un equilibrio hormonal y se convierte, entonces, en un aliado natural contra el decaimiento anímico generando un aumento en los niveles de sensación de felicidad “.

Asimismo, Sol Orquera, CEO de la marca CBSé, señaló al respecto: “INECO aporta la explicación científica a lo que sin saber nos pasa cuando disfrutamos de un mate. Sin dudas, los componentes de la yerba mate, mejoran nuestro bienestar, pero el acto de tomar mate en sí nos conecta con lo positivo, con momentos que nos generan felicidad, nos acompaña y es por eso, que en estos tiempos se convirtió en indispensable, es el gran compañero de cada argentino“.

El mate no es una costumbre solo de Argentina, ya que en Uruguay, el sur de Brasil  y Paraguay se tiene el mismo hábito de compartir el mate en cada reunión familiar, con amigos o hasta en el trabajo

Con la pandemia, muchos tomaron recaudos y como aconsejaron las autoridades sanitarias, cada persona se lleva su propio mate ya que si se comparte la infusión puede ser un foco de contagio del coronavirus.

En ese sentido, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) reveló que la cantidad de yerba mate consumida en el mercado interno en los nueve primeros meses del año cayó en casi 5 millones de kilos respecto a igual período de 2019, equivalente a una merma de 2,5%.

De esta forma, entre enero y septiembre pasado el consumo de yerba en el mercado interno fue de 202,8 millones de kilos, contra 207,8 millones del mismo lapso anteriorSi bien se observó una baja significativa, el consumo de la yerba mate sigue siendo alto pese a la pandemia.

Fuente: Perfil – EuDr CP

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*