¡Tomá mate!

Con el tiempo la diversidad de materiales con que se construye un mate se ha vuelto generosa. Y, en el mundo del diseño, también ha encontrado lugar. Aquí, un repaso por las líneas de estilo y las mejores cualidades de cada uno.

¿A quién no le gusta saborear un mate cuando la vuelta del trabajo nos permite reencontrarnos con este compañero fiel?

Gran parte de nosotros tenemos a esta infusión como compañera de actividades. Otros, son puristas en el arte de cebar y buscan los utensilios en función de esa práctica. Unos más, se centran en el sabor de la yerba (saborizadas, con palo, sin él, para dietas, fuertes, intermedias o livianas).

Sin embargo, además de los agregados que pueden incluirse en la yerba (peperina, menta, cascaritas de naranja, limón, canela, café, entre muchos otros) el mate se ha diversificado en ‘hermanos’ cuyos materiales son totalmente diferentes y a la medida de cada cebador.

Enterate en este repaso de los seis tipos de mates más requeridos, y de las características y cualidades que ofrecen según el material del cual están hechos.

Mates de madera


Este tipo de mates suelen fabricarse con madera de palo santo, mora o algarrobo.
En el caso del palo santo está elaborado con una madera que brinda un aroma especial y un gusto fuera de lo común. No se cura.

Mates de aluminio


Ya sea porque los tomás de la mano de tu abuela (que suelen usar este formato y material, con doble o simple orejita lateral para asirlo) o porque lo compraste en metal plateado, tenemos novedades: el mate que has elegido le gana a varios por su practicidad pues no se rompe al caer. Esta alternativa es más simple en cuanto a forma, pero eficaz a la hora de mantener el calor.

Mates de cerámica


El mate puede estar elaborado en distintos materiales y uno de ellos es la cerámica. Aunque los que se hacen en madera o calabaza tienen defensores por las cualidades que le otorgan al sabor, la yerba no se altera cuando se sirve en un mate de cerámica. Entre los beneficios a destacar es que resultan más higiénicos y ecológicos, ya que evitan el uso de maderas que cada vez son más escasas.

Mates de vidrio

 

Vistosos, modernos y elegidos por muchos, este tipo de mates tienen la ventaja de mantener los sabores y conservar las propiedades de la yerba mate, pero también son más higiénicos. Por lo general vienen con un pie metálico, siempre forrados en cueros, vinilos vistosos y hasta con coberturas tejidas, que le dan  mucha onda y permiten tomarlos sin quemarse.

 

Mate de silicona

 

Desde 2009 en Argentina se comercializa este mate como alternativa al tradicional, al de madera, loza o vidrio. Según los responsables de quienes realizan este tipo de mates, el mate de silicona tiene como ventajas que no fija bacterias, ni gustos, conserva el calor, es irrompible y es de vaciado fácil; además de venir en multiplicidad de colores y estampas. Como punto débil su estructura, al ser flexible, complica la forma tradicional de cebar el mate.

Porongo

En este caso se trata de un mate artesanal de origen muy antiguo elaborado con calabazas. ¿Sabés cómo se hace? para realizarlo se le extrae toda la pulpa a la calabaza y se mantiene su forma externa. Una vez seca se suman distintos diseños y accesorios decorativos para hacerlo más llamativo.

 

Fuente: Los Andes/ Analía De Llana

2 comentarios

  1. Hace tiempo buscaba un negocio asi
    Quiero comprar el equipo matero de taragui.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*