Recetas de cosas dulces: fáciles y ricas para la hora del mate

Cuando quieras agasajar a tus amigos o familia con una merienda riquísima, tené a mano estas recetas deliciosas y muy fáciles de hacer

Las tardes de mateadas y largas charlas con la familia y amigos son momentos imperdibles. Si además los acompañamos con delicias tradicionales de nuestra cocina, pueden convertirse en inolvidables. Te contamos cómo preparar 4 recetas de cosas dulces, fáciles y rápidas de hacer para que pases una tarde inmejorable entre charlas y recuerdos.

 

Recetas dulces, fáciles y rápidas

Hay recetas que son típicas de la mesa de los argentinos. Las conocimos de la mano de nuestras abuelas y nos trasladan con sus olores y sabores a nuestra infancia. Para no perder la tradición de compartir las cosas simples y ricas de la vida, aquí te enseñamos algunas de esas clásicas recetas de cosas ricas para el mate.

Alfajorcitos de maicena de colores

Ingredientes

  • 200 gramos de harina leudante
  • 300 gramos de maicena
  • 200 gramos de manteca
  • 150 gramos de azúcar
  • 3 yemas
  • 1 cucharadas coñac (opcional)
  • Esencia de vainilla, ralladura de limón o naranja
  • Colorantes vegetales
  • Dulce de leche para rellenar

Preparación

  • El primer paso es tamizar los ingredientes secos, la maicena y el harina leudante para eliminar los grumos. Luego en un bowl, tenés que batir la manteca con el azúcar y a continuación ir agregando las yemas de a una, mezclando bien para que se integre.
  • Cuando te haya quedado una preparación cremosa empezá a agregarle de a poco los secos ya tamizados, integrando todo muy bien. Por último dale sabor incorporando esencia de vainilla y ralladura de limón o naranja. El coñac es opcional, si hay niños. lo mejor es obviar este ingrediente.
  • Ahora vas a tener masa para formar un bollo sin amasarlo demasiado. Una vez que lo tengas listo lo que sigue es dividirlo en 3 o 4 partes: Dejá una de las partes de la masa del color que tiene y a las otras agregales diferentes colorantes vegetales. Guardá los bollos de masa en la heladera para que se enfríen durante una hora.
  • Pasado ese tiempo es momento de amasar. Estirá cada masa en la mesada enharinada, hasta llegar a 1/2 cm de espesor y cortar círculos con un cortante para hacer las tapitas de alfajores.
  • Colocá los círculos en una placa limpia y cocinalos en horno medio por 15 minutos. Desmoldá las tapitas y cuando estén frías rellenalas con dulce de leche: para terminar decorá los bordes con coco rallado o granas de colores. ¡Y ahora solo esperá los aplausos!

Opciones para tus alfajorcitos de maicena

  • Podés cortar las tapitas con cortantes de distintas formas, corazones, flores, estrellas y armarlos alternando los colores, también podés rellenar con mouse de chocolate o mermelada.
  • Si te sobran tapitas podés guardarlas en un recipiente hermético para usarlas en otra ocasión.

Tradicionales panqueques con dulce de leche

Ingredientes

  • 120 gramos de maicena.
  • 100 gramos de manteca.
  • 250 ml de leche.
  • 1 huevo.
  • Dulce de leche repostero.

Preparación

  • Empezá batiendo el huevo y agregándole de a poco la maicena. Cuando esté bien integrado andá agregando de a poco la leche y batí con energía con batidor de alambre por unos minutos hasta que quede una masa esponjosa. Reservala un rato en la heladera.
  • Calentá una sartén chica o panquequera con un cubito de manteca, retirá la preparación de la heladera y revolvé muy bien porque tiende a asentarse en el fondo del bowl. Llená medio cucharón con la pasta y cubrí bien el fondo de la sartén, debe quedar una capa fina, regulá la cantidad de pasta en el cucharón porque va a depender del tamaño de la sartén. Despegá con una espátula y dalo vuelta para que se cocine del otro lado. Usá un fuego medio para que no se quemen. Antes de cada panqueque untá la sartén con una puntita de manteca.
  • Apilalos en un plato hasta hacer la cantidad deseada.
  • Ya están listos para ser rellenados con el dulce de leche. Untá una generosa capa de dulce, enrollalos y a disfrutar éste manjar simple y riquísimo.

Variantes

Para acompañar unos mates, te o café, podés comerlos así. Pero también podés darles un toque más elegante si los querés servir de postre, incluyendo un poco de fruta flambeada como peras o manzanas o rociarlos con azúcar impalpable. Otra opción es rellenarlos con mermelada de fruta y agregarle una bocha de helado de crema americana y frutos rojos frescos.

Animate a hacer tu versión y compartílos con tu familia y amigos

Churros: un clásico de todo el año

Otro clásico infaltable en las mateadas son los churros. Los podés hacer simplemente espolvoreados con azúcar o bien, rellenos con dulce de leche o crema pastelera. Algunos más golosos optan por bañarlos con chocolate, pero eso va en el gusto de cada uno. Lo importante es que son facilísimos de hacer y llevan pocos ingredientes. Por eso se trata de una opción muy económica y a la vez deliciosa.

Ingredientes

  • 300 g. harina leudante.
  • 440 ml. de agua.
  • 1 cucharadita de sal (5 gramos).
  • Azúcar para espolvorear.
  • Aceite de girasol para freír.
  • Dulce de leche o crema pastelera

Utensillos

  • Papel absorbente de cocina.
  • Una churrera manual o una manga pastelera con pico en forma de estrella.

Preparación

  • Poné a calentar el agua con la sal en una olla. Cuando empiece a hervir agregale harina con cuidado. Integrá mezclando con fuerza con una cuchara de madera. Te va a quedar una masa muy pegajosa y bastante compacta.
  • Luego, con cuidado porque la masa está caliente, poné una porción dentro de la manga. Procurá hacer mucha presión para que la masa quede bien compacta. No le debe quedar aire ya que esto puede ocasionar que los churros exploten en la fritura. Si tenés una churrera manual no hay peligro al momento de freír, porque la presión que genera la churrera le quita el aire a la masa.
  • Ahora empezá a sacar las tiras de churros y cortalas del largo que quieras. Ponelos en una placa y luego freílos en aceite bien caliente. Al colocar los churros, bajá el fuego a medio para que se cocinen bien por dentro.
  • Cuando estén cocidos pasalos por papel absorvente para escurrir el exceso de aceite y espolvorealos con azúcar. ¡Y ya están listos para saborear!

Tip para rellenarlos

Si querés rellenarlos y no tenés la máquina en tu casa, se aconseja hacerles un corte con un cuchillo, a lo largo del churro, apenas llegando al centro y rellená con manga con dulce de leche o crema pastelera según sea el gusto de los comensales. En éste caso después del relleno los pasas por azúcar.

Fuente: REDACCIÓN AIRE DIGITAL / airesdesantafe.com.ar

 

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*