Momentos compartidos alrededor del mate

Sin duda, el mate es la infusión más típica de países como Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, sin embargo cada vez más países van sumándose a la locura x el mate. De hecho, Chile también aprovecha sus bondades, pues se consume principalmente desde el centro hacia el sur del territorio, más aún en las zonas rurales.

¿De dónde proviene?

La yerba mate (Ilex paraguariensis) es originaria de Sudamérica, se supone que su nombre provendría del vocablo quechua “mati” que designaba al recipiente que en general se usaba para beber la infusión. A la llegada de los españoles a nuestro continente ya era usada ampliamente por sus habitantes y se bebía de manera muy similar a lo que hoy conocemos: una vez seca y molida se colocaba en una calabaza con agua para luego sorberla usando los dientes como filtro o por medio de cañas, aunque también se mascaba.

Hoy tradicionalmente el mate es una bebida que se consume caliente, sin embargo en Paraguay existe una variante denominada “Tereré”, en que la yerba se acompaña de agua y hielo.

La palabra “Mate” sirve también para denominar el recipiente que contendrá la yerba. A través de los años se han utilizado distintos materiales para su elaboración, desde la más sencilla calabaza, hasta elaboradas piezas en metal y porcelana.

En Chile, la Colección de Mates del Museo Stom tiene la particularidad de ser un buen resumen de esos materiales, enriquecida también por los hermosos diseños de cada pieza, lo que hace aún más interesante el conjunto.

Podemos encontrar en esta colección: Mates de calabaza, Mates de porcelana europea, Mates de greda, Mates deplata y alpaca, Mates enlozados, mates de las fábricas Loza Penco y Cerámica de Lota, Mates de artesanía carcelaria provenientes de los Ángeles y Temuco, Mates Mapuche y Mates coquimbanos.

La costumbre de preparar el mate

La tradición en torno al mate considera la figura de un cebador o cebadora quien prepara la infusión (cebar el mate) y se encarga de verter el agua caliente en el recipiente. A diferencia de otro tipo de bebidas calientes como el té o el café, el mate tiene como particularidad que se comparte, un solo mate se hace circular por los asistentes de una reunión familiar o social, haciendo gala de la confianza existente en el grupo.

Característico del consumo del mate es el uso de la bombilla, pieza generalmente de metal que además de cumplir un rol estético ayuda a disipar el calor.

Esta exposición nos permite también conocer otra variante funcional de la bombilla, aquellas que poseen un tubo doblado entre 45° y 90°, elaborados para quienes desean o deben consumir el mate recostados.

Quienes estén por Chile podrán disfrutar de esta exposición hasta el día domingo 12 de junio, en el museo de Historia Natural de Concepción (Chile), que se realiza en el marco del Día del Patrimonio Cultural de Chile. Una muestra que permite evocar tradiciones y vivencias que son parte del acervo cultural del país. 

Inauguración: 11 de mayo de 2016 07:00 horas.

Inicia: 12 de mayo de 2016 00:00 horas.

Termina: 12 de junio de 2016 00:00 horas.

Lugar: Sala de exposiciones temporales Museo de Historia Natural de Concepción, Maipú 2359, Concepción.

Fuente: museo de historia natural de concepcion

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*