Mate Viajero: Lima, Perú.

“Todos quisieron probar un mate… pero les pareció muy fuerte la yerba”

Cristina pasó sus vacaciones en la zona de Cineguilla ubicada en la ciudad de Lima, Perú. Salió de la ciudad de Cosquín, ubicada en la Prov. de Córdoba con su valija y su matera.

Una tarde, decide sacar su mate y compartirlo con sus amigos. No es de costumbre tomar mate en Perú, asi que todos optaron por probar esta bebida que se toma con bombilla, pero no logró conseguir compañero de mate  ya que, si bien les gustó, les pareció fuerte la yerba.

Cristina pasó toda su estadía tomando mate, con su yerba preferida.

10342437_978441895518432_2861679143054388466_n

 

 

 

3 comentarios

  1. Hola, saludos cordiales, soy matero llevo más de 17 años tomando mate y a la vez tengo mi colección de 150 mates mínimo de diferentes estilos. Soy peruano , pero investigando casualmente en la feria del libro, si se tomaba mate en el Perú colonial y a inicios de la república, lamentablente después de la guerra con del Pacífico, Inglaterra detrás de esto, también nos invadió con el té que finalmente mató al mate. Los arrieros que provenían del Paraguay, Rio Grande Do Sul, de la Argentina, encontraron trabas arancelarias a las nuevas repúblicas, incrementó el costo de la yerbamate…..etc ambiente que daño producción del mate en el Perú, y lentamente fue sustituído por el té que abundaba en los almacenes de las esquinas y puertos…finales de los 1800 desapareció el uso del mate. Actualmente hay una pequeña generación de peruanos materos que han radicado en Argentina, Uruguay, Paraguay,Sur de Brasil, así como casados con estas nacionalidades, toman mate en nuestros días. Saludos materos , retomando viejas costumbres

    • Hola Christian, muchas gracias por tu aporte! Saludos!

    • Hola Christian, muy bueno tu comentario, yo también tomo mate desde hace bastante tiempo, y es verdad, hace años leí que se cultivaba y consumía yerba mate en Arequipa e incluso era una importante fuente de comercio, pues se proveía a Chile y Argentina, pero al desaparecer el tren transandino esta fue decayendo hasta que se sustituyó como mencionas, por el té. Tal y como señalas, deberíamos retomar viejos hábitos saludables. Saludos

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*