Locos x el Mate en todo el Mundo

Delia Cristina Ramirez Duarte. Paraguay.

«Desde Paraguay, tomamos el mate con hierbas y también tereré. Es nuestra bebida tradicional, país productor de una buenísima Yerba Mate, elaborada con distintos sabores».

 

Miriam Cecilia Novoa. Lima, Peerú.

«Vivo en Lima, Perú, y aquí todos los argentinos podemos tomar mate, la yerba la venden en los supermercados y cuando no hay siempre hay alguien que tiene».

 

Enri Leo. Estados Unidos.

» Yo vivo en USA, pero soy salteña, en mi familia tomamos mate con yuyitos que mi papá nos prepara especialmente, pero aquí solo consigo yerba común, así que me preparo una mezcla comprando saquitos de te de ,manzanilla, boldo, cedrón. ¡¡Mate dulce, con yuyitos y llenos de amor por Argentina!!»

 

Diana Acosta. España.

«Soy uruguaya y resido en España desde hace 13 años. Somos tres, mi hijo, mi esposo y yo y las costumbres del mate la llevamos donde vamos, tomamos Mate amargo y la Yerba la consigo en el carrefour o en el corte inglés. En un espacio, que es de latinos, se encuentran muchas cosas como el dulce de leche, los paquetes de Ají molido, la yerba,  los alfajores, galletitas saladas, faina, puritas, dulce de batata.»

 

Cristina Villegas. Texas, Estados Unidos. 

«Aquí hay supermercado Hispano donde se consigue la Yerba. Tomo mate amargo con Burrito o Cedrón, que me mandan de Argentina».

 

Dania Romero. Canadá.

«Soy paraguaya y vivo en Canadá, me encanta el mate amargo caliente, también el tereré (mate frió), y el mate cocido, ¡con chipás bien calentitos!».

 

Mirta Liliana Monteros. Tucumán, Argentina. 

«Por aquí se toma el mate Dulce, con yuyito o yerba compuesta, ¡¡¡acompañada de pan casero o tortilla a la parrilla!!!».

 

Mariela Muniz. Sicilia, Italia.

«Soy uruguaya y vivo en sicilia Italia. El mate se conoce muy poco y cuando salgo al mar con él me miran mal aunque aquí se vio al Papa Francisco tomar mate. Consigo yerba canaria de una distribuidora argentina al norte de Italia, es mi pasión, es el ratito que me siento en mi país, en Uruguay».

 

Rosa Isabel Spini. Barcelona, España.

«Vivo en Barcelona. Aquí se consigue la yerba en un supermercado (Mercadona) o en cualquier colmado (que venden productos extranjeros). Lo tomamos dulce y calentito. A toda hora. Le damos a probar a nuestros amigos españoles pero lo encuentran muy fuerte, se queman los labios al sorber y eso de chupar todos de la misma bombilla no les hace mucha gracia. ¡¡¡Y no se imaginan las caras cuando les decimos que tomamos mate incluso con desconocidos!!!».

 

Flora Vargas. Los Ángeles, California.

«Vivo en Los Ángeles, tomo mate en la mañana y mi tereré bien frío a la tarde, la Yerba también la consigo en Super Mercado Argentino».

 

María Gabriela León. Tenerife, Islas Canarias.

«Soy Argentina, vivo en Tenerife, en Las Islas Canarias hace doce años y mi mate me acompaña, ¡¡gracias a Dios hay Yerba!!».

 

 

 

2 comentarios

  1. Hace unos años atrás, como 5 o 6, viajaba cada mes y medio a Perú por trabajo.
    Solía quedarme de una a dos semanas entre Lima y Piura, visitando en auto todas las ciudades que separan estas dos.
    Siempre me acompañaba mi set de mate.
    Un buen día, el chofer que me acompañaba se relajó y empezó a indagar sobre «ese yuyo que le ponía al recipiente de madera y cuero y tomaba con un sorbete» (sic).
    Ante su inquietud sobre el mate, le ofrecí uno y tras explicarle que no se trataba de droga (él creía que venia por ahi el tema…) se animó a uno de mis amargos.
    A partir de ese momento, tuve un compañero de ruta y mates ligando esas hermosas ciudades del pueblo Peruano.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*