Historia y ventajas de la yerba mate

La yerba mate lleva siendo consumida desde tiempos inmemorables, iniciada por el pueblo guaraní quienes recogían sus hojas y las preparaban a modo de infusión en su pueblo, también era utilizada para hacer intercambios (o trueques) con otros pueblos.

Fue por la invasión hispano-portuguesa que los conquistadores empezaron a considerar esta bebida como adictiva y prohibieron tanto su tránsito como su cultivo. No fue hasta muchos años después que se volvió a autorizar el cultivo de esta planta a los jesuitas, los cuales fueron los grandes responsables de que esta planta fuera conocida en todo el mundo. Desde entonces es cada vez más la gente que la conoce y se suma a disfrutar de todas sus ventajas.

En la actualidad hay muchas empresas que se dedican a la venta de este producto. Debido a sus características y compuestos, es mucha la gente que confunde la yerba mate con el té verde, pero es mucha la diferencia, ya que la yerba mate trae consigo muchos más nutrientes además de ser estimulante. También es rica en vitaminas A, B, C y E y entre sus minerales encontramos el calcio, potasio, hierro y manganeso entre otros, por si fuera poco, tiene efectos antioxidantes y taninos, también contiene cafeína.

 

¿Qué ventajas ofrece para nuestra salud la yerba mate?


Como contiene cafeína, es considerada un estimulante y puede ayudarnos a mantenernos activos y aclarar nuestra mente. Debido a su alto nivel en compuestos antioxidantes, puede ayudarnos a disminuir los efectos que el envejecimiento produce tanto en nuestra piel como en nuestro organismo, además puede ayudarnos a prevenir algunos tipos de cáncer, el estrés y el insomnio. Favorece la digestión y el tránsito intestinal, ayudando a depurar el organismo. Ya que ayuda a prevenir el hambre, es considerada como un remedio natural e incluida ya en algunas dietas, es perfecta para combinarla con nuestros ejercicios diarios.

Se puede decir que al ayudar a disminuir los niveles que podamos tender de colesterol en nuestra sangre, hace un efecto cardio protector, también nos ayuda a eliminar ese colesterol que se adhiere a las arterias y que puede ser la causa de algunos infartos. Si nos interesa mejorar nuestro rendimiento físico es una bebida a tener en cuenta dado que mejora nuestro metabolismo y mejora nuestro rendimiento. Por último, pero no por ello menos importante, fortalece nuestro sistema inmunológico, previniéndonos de ataques de bacterias y/o virus malignos, además, nos ayuda a recuperarnos antes de dichas infecciones. La forma más habitual de consumirla es mediante una bebida con su mismo nombre, “mate”. Es preparado echando las hojas secas y la yerba molida en agua caliente (sin llegar a hervir), es muy común en algunas zonas reunirse con amigos y/o familiares para beber esta bebida. Debido a su poder refrescante, es muy utilizado también en verano, aunque aconsejamos no abusar de ella ya que, como pasa con todo, no es bueno el uso abusivo de ninguna bebida.

Fuente: La Voz

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*