El mate va ganando espacios: de la ronda a los bares y el maridaje

Esta infusión ha conquistado lugares antes impensados: desde cartas de cafeterías y tiendas de diseño hasta concursos de sommeliers.

El mate es esa infusión que se puede tomar solo, apenas uno se levanta, para acompañar las tareas del hogar o hacer más llevadero el estudio. Pero sobre todo es una bebida que se comparte, en rondas de familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Desde siempre se ha tomado en los hogares y ha sido, para muchos, un infaltable de los días al aire libre. Pero hace un tiempo ha ido ganando otros espacios en los menúes de cafeterías, en las tiendas de diseño y hasta en degustaciones de sommeliers.

Sobre las mesas de La Cafetería Argentina, ubicada en La Barraca Mall, se aprecia una carta con fileteado y una de las opciones que aparece es el mate con sopaipillas, pastelitos, churros, medialunas o tortitas.

La bandeja, de madera rústica y con asas de hierro, viene con un mate con base alta, una pava labrada y dos recipientes de madera para la yerba y el azúcar.

Adrián Choque explicó que el local busca ofrecer propuestas típicas argentinas y por eso el mate no podía faltar. Lo que recomiendan, señaló, es que cada juego se comparta entre 3 o 4 personas.

Las principales adeptas son las mujeres y, en segundo lugar, las familias. “En general, el café se toma al paso, así sea para el desayuno. En cambio el mate es para quedarse un tiempo largo, para el reencuentro”, comentó. Y agregó que también suele ser elegido en grupos grandes que van a celebrar un cumpleaños.

Otro comercio gastronómico que decidió sumar la infusión a las opciones de los clientes es El Porvenir, un bodegón y rotisería situado en Olegario V. Andrade y Paso de los Andes, de la Quinta Sección. En lo que a cafetería se refiere se puede optar, además de por un café o un té, por un equipo de mate, que suelen compartir los grupos de amigos.

Daniela explicó que uno de los tres dueños es muy “matero”. Le gusta llegar y pedir un juego, por lo que estima que eligió ofrecer lo que él buscaría en un café. “Tiene buena salida para las reuniones más relajadas, no de trabajo. Pasan un buen momento y se cuelgan, porque el café o el té se terminan, pero la pava se vuelve a llenar”, indicó y coincidió en que quienes suelen pedirlo son mujeres, aunque los hombres acompañan.

 

Variedad de diseños

Al tradicional mate de madera, que se puede encontrar realizado con gran diversidad de árboles, se le han incorporado variedad de materiales y, sobre todo de diseños. En la tienda Malaquita, en La Barraca, los hay de vidrio, cerámica, polipropileno, silicona, melamina y la clásica madera; excepto el último, los otros vienen en una amplia gama de colores.

Mari reconoce que los juegos de mate ocupan un importante sector del local. Los más completos vienen con el bolso, el termo, el mate y latas para la yerba y el azúcar, todo con el mismo diseño. Y a partir de ahí hay variedad de opciones.

Pero también tienen artículos novedosos: hay un mate que cambia de color con el agua caliente, otro que se vacía fácil -al sacar la bombilla sale la yerba usada-, y al ya conocido “mate listo” se sumó recientemente el “mate auto cebante”, con una manija que se aprieta para que suba el agua de la parte inferior a la superior, donde está la yerba.

La vendedora comentó que no hay un grupo definido que busque mates, ya que los compran hombres y mujeres de todas las edades. Cada tanto, además, reciben la visita de algún coleccionista, que se lleva o encarga aquellos que le interesan.

Degustaciones

El martes se hizo viral el audio de Whatsapp de una mujer que criticaba a sus vecinos de un exclusivo country en Tigre y los calificaba de “bestias” y “grasas”, entre otros motivos, por tomar mate.

Las reacciones de los fanáticos de esta infusión no demoraron en copar las redes para reivindicar la bebida. Y ayer, cuando se celebró el Día de la Tradición, varios consideraron que un modo de festejarlo era compartiendo una foto en la web de un buen mate.

Lejos de esta calificación, la infusión ha sabido ganarse un lugar en el refinado universo de la sommelería. En marzo, visitó la provincia para presentar su libro la sommelier misionera Karla Johan, quien se ha especializado en esta bebida.

“El libro de la Yerba Mate” es una completa introducción al mundo de la yerba, que incluye cómo se elabora, características de degustación de las principales marcas y cuál es el mejor modo de prepararla. La publicación se encuentra en las librerías compartiendo estante con otras sobre el café y el té, demostrando cómo el mate ha conquistado espacios que antes le resultaban muy ajenos.

 

 

 

Fuente: Los Andes – Por Sandra Conte / Fotos: Ignacio Blanco

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*