Cortitos de Diciembre

Ana Bounhoure: “Me encanta el mate a cualquier hora, y si voy a pasear siempre va conmigo. Me gusta tomar mate afuera, de paseo, o en mi terraza. ¡Amo el mate! A parte, colecciono mates y me traen de todos lados”

Lidia Coronel: “soy adicta al mate, si no tomo me duele la cabeza”

Erika Valeria: “Tomo mate a cualquier horario. Mi amigo fiel”

Elvira Alicia Rodriguez Miguez: “si no tomó mi mate, me falta algo y me duele la cabeza. No puedo dejarlo”

Gloria Bastia: “Yo tomo mate desde muy pequeñita. El mate, los libros y la música son mis grandes compañeros de vida. Con mi esposo tomamos mate al amanecer y atardecer desde que éramos novios, y ya hace 24 años, o sea toda una vida”

Liliana Arjona: “Me encanta coleccionar mates. También para mi el momento de tomar mates es muy especial, es donde me encuentro a mí misma y es mi compañía. En casa yo sola tomo mates y donde voy llevo el mate”

Son Mi Delirio: “Un lindo recuerdo de mi mami que hace poquito se fue. Siempre se recordaba una mateada de comadres: ‘hay comadrita, como tomamos mate, ¿usted se llenó?’ –‘no comadre, si usted nomas tomó y no me dio ni unoooo’ “

Mary Etcheverry: “Tenía 22 años y no tomba mate y mi papapa me despertaba temprano y empezó a convidarme mates y me gusto. Hoy soy loca por el mate, todo el día el termo sobre la mesa, cuando voy al club con mis nietos va conmigo, es mi compañero”

Daniel Barry: “Tomó mate de mañana solamente, en mate catamarqueño, tengo 73 mates distintos, todos regalados”

Lidia Argañaraz: “Vivo sola en compañía de mis mascotas. El mate es un compañero de todos momentos: alegrías, tristezas y mis soledades. Mate a toda hora. Matera por  naturaleza ,de sangre campesina. Que no me falte el mate, si se me rompe el q vengo usando, hay varios de reserva, y termos. ¡El equipito de mate infaltable!”

Adriana Blanco: “El mate es tradición familiar: ni bien llega gente, se saluda y se prepara el mate, y ahí empieza la charla. Si vamos a una casa familiar y no se prepara mate, algo raro pasa: o están ofendidos por algo o por salir, ¡señal que hay que emprender la retirada, Jajaja! el mate siempre está presente en las buenas y malas”

Liliana Prome: “Estando en Francia se me término la yerba. Estaba entrando en pánico pero alguien tenía yerba, me dio una cebadura esa noche y respire. Al otro día estábamos en Italia, fui a un súper y encontré yerba. Fue muy loco: yo con la yerba en la mano gritando como loca ¡la encontré!”

Virginia Caruso: “A mí me paso que salimos a pasear con mi hermano mayor y la novia de mi otro hermano. Viajamos por una hora para tomar mate a la vera de un lago artificial que hay en La Plata,  ciudad donde vivo. Llegamos ahí y lo único que nos habíamos olvidado era el mate. Teníamos bombilla, termo, yerba, agua caliente, y una naranja, así que vaciamos la naranja y tomamos unos ricos mates”

Alejandra Lorenzo: “Salir con el mate y el termo en el techo del auto. Hice dos cuadras hasta que alguien me aviso. Por suerte no se cayeron, jaja!”

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*