Novedades

Cortitos

Nancy Ledesma

Mi anécdota es muy cómica. Soy cebadora oficial y una vez estando en el club de fútbol el papá de un nene me pide que le invite un mate se lo doy y cuando se esta por ir le digo: tomate otro, así no vas rengo y todos los que estaban alrededor se empezaron a reír, porque el papá era rengo ( así se suele decir cuando Tomás sólo un mate ) menos mal que este buen hombre lo tomó bien el chiste, porque yo quería que me tragara la tierra”.

 

Oscar Quevedo

Yo tomo mate todo el día en el camión. Tengo un mate de madera maciza. Se me quiebra la parte de abajo de la butaca y después de 300 km paré porque no podía ir a los saltos. No encontré ni una piedra ni un pedazo de madera ni nada para poner y compensar la altura. Entonces tiro la yerba del mate y cuando me subo de nuevo resignado, levanto el fuelle de la butaca… y que creen? El mate calzaba perfecto. Ese fue el sacrificio mas grande que hice en mi vida. Tomaba mate en un vasito de acero inoxidable pero mi mate estuvo debajo mio una semana hasta que pude cambiar la butaca”.

 

Jorge Sánchez

“La mejor anécdota que tengo es con mi mamá, toda una noche mateando y hablando de todo. Me fui a trabajar sin dormir pero mas sabio y feliz”.

 

Graciela de Fernández

Mis papás ya están en el cielo y tengo de ellos esta anécdota: Papá, tucumano, Mamá, enterriana: el no era muy matero pero le gustaban dulces, ella era muy matera y lo convirtió, pero previo a eso pasó esto: él llegó a La Paz, y Mamá estaba trabajando porque la lancha de Paraná a La Paz, se había demorado, las hermanas y su abuelita mateaban y le convidaron uno, lo trago y pensó que se habían olvidado del azúcar, pero después tomo como tres o cuatro hasta que llego mi mamá y ahí se aclaro que los mates allá son amargos. A partir del suceso empezó a matear amargos y nunca más los tomo con azúcar, de hecho mis hermanas y yo desde siempre y hasta ahora tomamos unos ricos amargos y para mí, nada de yerbas saborizadas, a lo sumo con algún yuyo”.

 

Nancy Guerra

” Preparo el mate en la mañana y me acompaña todo el resto del dia (lo llevo al trabajo), suelo perderlo muy a menudo y muchas veces lo encuentro adentro la heladera!!!!!”.

 

Gordy Servian

“En el campo de mis tíos, Yolanda y Eliseo, cebaba con 2 mates. Al tirar la yerba de 1, viene mi tío y me pide uno, al cual sin darme cuenta, sólo le agregué agua. Después de un rato, que no dejaba de mirarme ,me dice ¡¡pijotera podrías ponerle más yerba y azúcar!!”.

 

 

7 comentarios

  1. Muy anécdotas no recuerdo poderles comentar algunas pero les cuento que el mate de la mañana es mi fuerte yo me levanto y a pronto el mate prendo la radio preparo tostaditas y a matear cuando tengo que ir al medico llego desesperada a hacer el mate se me parte la cabeza porque estraño eso :-)un saludo desde Uruguay ❤

  2. María Inés Maciel

    Super las anegdotes, es agradable saber que somos muchos los materos

  3. HOLA A TODOS!!! LES CUENTO QUE SOY AMANTE DEL MATE Y DE LOS MATES. DE UN TIEMPO HASTA ESTA PARTE LOS COLECCIONO!! ME ENAMORO DE UN MATE FÁCILMENTE Y TENGO QUE TENERLO. ME ENCANTARON LAS ANÉCDOTAS. SALUDOS PARA TODOS LOS MATEROS Y VIVA EL MATE!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*