Novedades

¿Cómo encontrar yerba mate en el mundo? Una propuesta para los amantes del mate

El mate como infusión, es una tradición que recorre muchísimos países de Latinoamérica y que en la actualidad continúa ganando terreno en lugares que, resultaban insospechados.  De igual manera, en otros sitios, su popularidad aún no es tal, aunque muchas personas así lo desearían. Lo mismo que ocurre con el mate se reconoce con su compañera inestimable y materia prima para su producción, a saber, la yerba mate.

En particular la yerba mate -también conocida como yerba de los jesuitas o yerba del Paraguay- es una especie arbórea que desde su origen creció en zonas agrestes o de montes. Por supuesto que en la actualidad su producción se ha industrializado dada las necesidades propuestas por la masificación de su consumo y sólo en contados sitios crece bajo formas silvestres.

Para que la misma llegue a nuestro paladar por intermedio del mate, se debe dar un proceso productivo y de comercialización propio de nuestra sociedad actual. A nuestras manos, las enormes plantaciones de yerba mate llegan bajo la forma de ínfimas porciones de su hoja que están ya molidas y secas.
Una vez secas y molidas las hojas de la planta, se prepara el mate, una infusión bebible que es muy común en países como la Argentina, el Brasil, Paraguay y Uruguay, entre tantos otros. El mate, es el nombre común con el que se conoce a esta bebida pero también hace referencia al envase en el que se toma la misma. De esta manera, el recipiente en el que se toma, es el que da nombre y significación a la propia infusión.

Si bien dijimos que en muchos lugares se nos hace fácil conseguir un mate y su consumo es de lo más cotidiano, en otros, la realidad es muy distinta. Estos países en el que el que el mate no es de consumo masivo, los lectores que quieran conseguir preparar uno deberán, por ejemplo, publicar anuncios en Internet para dar con los elementos necesarios.

La yerba mate es uno de estos elementos y las características de su cultivo son un tanto particulares. Requiere temperaturas tropicales y una elevada humedad en el ambiente para desarrollarse en plenitud. Las frecuentes precipitaciones son fundamentales –especialmente durante la floración-  y giran en torno a los 2.500 mm anuales. Si bien las plantaciones de yerba mate soportan de forma exitosa las heladas intensas, la temperatura óptima se observa en torno a los 20º de media. Al mismo tiempo, es una planta que tolera de forma considerable la sombra.

Se prefieren sitios bajos a la hora de plantar, y los mismos deben poseer un buen drenaje. El suelo debe ser ácido, arenoso o arcilloso, y debe otorgarle a la planta un alto contenido de ácido fosfórico y potasio. Bajo estas condiciones, se podrá optimizar mucho más la producción alcanzando la yerba mate estándares de calidad más altos.

 

Fuente: Clubdelmate

2 comentarios

  1. acá en Potosí tb estamos locos por el mate, formamos un pequeño grupo de los fanáticos de la yerba mate…!!! que se consumió masiva mente en épocas de principios de la Colonia en el siglo XVII, con la explotación del yacimiento mas grande de Plata, el Cerro Rico, y de ahí deriva su nombre el RIO DE LA PLATA, aunque los indígenas quechuas ya conocían la yerba e intercambiaban con los guaraníes en comercio anterior a la llegada de los españoles y su masificación en las jornadas después de las labores de explotación en las minas del gran Potosí.

    https://www.facebook.com/potosiymc

    Saludos desde Potosí Bolivia

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*