Cómo cebar (y tomar) un buen mate

“¿Por qué se dice cebar mate en vez de servir mate? El cebar mate bien, requiere una suma de conocimientos y cuidados especiales […] La palabra cebar expresa la idea de mantener, alimentar, sustentar algo en estado floreciente. Al decir cebar mate se quiere significar, no el acto de llenar el mate con agua caliente, sino mantener ese mate en condiciones siempre apetitosas”

Siempre se dice “cebar” para referir a la preparación del mate.

Entonces, ¿cómo cebar mate? La respuesta es que no hay sólo una manera de hacerlo, sino que cada persona lo hace un poco diferente, y cada uno cree que su método es la única manera de hacerlo bien. Aquí hay instrucciones para una cebadura más “clásica” o tradicional (de El Mate, Club Eco):

“Una vez reunidos todos los elementos lo que tenés que hacer es lo siguiente: llenar las 3/4 partes del mate con yerba, lo tapas con la mano y lo pones hacia abajo y le das unas sacudidas, suave no hace falta que lo revuelves. Luego manteniendo el mate hacia abajo, abrís una pequeña abertura para meter la bombilla, colocándola bien al fondo del mate. Ahora volvé el mate a su posición natural pero suavemente de manera que la yerba forme una plano inclinado con la parte más alta en el lado opuesto al de la bombilla. Si te vas a arriesgar a hacer mate dulce lo que tenés que hacer es poner una cucharadita de azúcar cada tres o cuatro de yerba cuando llenás el mate y luego seguir el mismo procedimiento.

Bueno ahora ha llegado el momento crucial, cebar el mate (poner el agua). Hay que ponerla con un chorro suave, ni muy finito ni muy fuerte, apuntando al lugar donde entra la bombilla en la yerba y desde una altura de unos 10 a 15 cm. La altura es muy importante porque el agua tiene que penetrar en la parte de abajo y levantar la yerba. Una vez que tenés el mate con agua tenés que dejarlo reposar un minuto o un minuto y medio para que se humecte la yerba. Esto es solo para el primero, después ya no hace falta.

Bueno ya estás listo para tomarte el mate. Pero no te lo tomes de un solo sorbo, hacelo en varias chupaditas. Que lo disfrutes…..

¿Se acabó?: Bueno ahora volvé a ponerle agua pero no te olvides de hacerlo siempre en el mismo lugar. Cuando sientas que el mate ya no tiene gusto a nada tenés que tirar la yerba y ponerle yerba nueva y volver a empezar.”

Fuente: Blog ewalkerspan413

Un comentario

  1. Estoy de acuerdo. Tambien importa el material del mate, de la bombilla, la dureza del agua, su temperatura y que la frecuencia de cebado permita enfriarse un poco a la yerba, para que no se lave, como pasa con el agua hervida o la cebada muy seguida !

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*